UNO DE LOS NUESTROS

 

Anna Ortiz: “No hay nada más irreverente que una modelo de zapatos en silla de ruedas”

Técnico de comunicación digital en ILUNION Comunicación Social

Anna Ortiz Sanchis, ILUNION Comunicación Social

Anna Ortiz (Valencia, 9 de octubre de 1990) no sólo es miembro del equipo de comunicación digital en ILUNION Comunicación Social. También es una apasionada del deporte, aficionada al teatro musical y a la moda. Entre sus principales valores se encuentran el afán de superación, la ilusión por hacer cosas, el esfuerzo y el compañerismo, cualidades que, como ella misma dice, se las ha dado el deporte y la educación de sus padres.

Anna es una persona que siempre ha luchado por sus objetivos, sean cuales sean y cuesten lo que cuesten. Si decidió ser periodista, fue para “visibilizar y naturalizar la discapacidad”, como ella explica. Si apostó por convertirse en la imagen de una marca de zapatos y llevarlos a la ‘Cibeles Fashion Week’, lo hizo para que la discapacidad se refleje en la moda “de la misma manera que se refleja la diversidad racial”. Si ha formado parte de la Selección Española de Natación Paralímpica y ha llegado a ser campeona de Europa en 50m braza en 2011, es porque el deporte ha sido una parte fundamental de su vida y le ha permitido desarrollarse como persona. Para Anna todo tiene un motivo, y siempre piensa en aprovechar las oportunidades que la vida le brinda, disfrutar del momento y vivir al máximo.

El hecho de tener parálisis cerebral le ha convertido en una persona fuerte, decidida y determinada a disfrutar el momento y a aprovechar las oportunidades como la que su ex jefe, David Blay, le dio en el verano de 2017, cuando le propuso ser la imagen de Irreverente Rosalía, una start-up valenciana que busca enfocar la moda de forma distinta. “Si en la moda se refleja la diversidad racial, ¿por qué no se refleja la discapacidad?”, fue lo primero que Anna pensó cuando le propusieron participar en el proyecto. “Creí que sería un buen escaparate para visibilizar y naturalizar la discapacidad. Además, esta start-up se llama Irreverente Rosalía, y no hay nada más irreverente que una modelo de zapatos en silla de ruedas”, comenta de forma socarrona. Y es que esos zapatos le han permitido dar un paso más para conseguir sus metas. “Gracias a esta campaña pude ir a la ‘Cibeles Fashion Week’, aunque todavía no he conseguido desfilar”, apunta. “Además, cuando estuve allí, ¡fui con los zapatos!”, añade. “Yo no quiero ser modelo por el hecho de ser modelo, sino porque me da rabia que a las personas con discapacidad no se nos dé esa oportunidad”, insiste.

"Si en la moda se refleja la diversidad racial, ¿por qué no se refleja la discapacidad?"

Éste es sólo uno de los múltiples objetivos que Anna persigue día a día. Entre los que ya ha conseguido se encuentra el de ser periodista. “Yo tenía claro desde los 7 años que quería ser periodista, y cuando lo dije en el instituto, los profesores se llevaron las manos a la cabeza porque pensaban que iba a perderme”, pero Anna siguió adelante. Tras casi diez años en la Selección Española de Natación Paralímpica, decidió apostar por su otra pasión, el periodismo. “Cuando era pequeña, le pregunté a mi madre por qué no había gente como yo en la tele, y pensé: ‘a lo mejor, si yo lo hago, puedo ser la primera’”. Aún no ha llegado ese momento, pero por ahora gestiona la intranet del Instituto Nacional de Administración Pública y las redes sociales de la agencia de noticias Servimedia. “Quiero aprovechar la oportunidad que me ha dado ILUNION de trabajar de lo que me gusta, porque a día de hoy, muy poca gente tiene esa opción”, comenta. “Este trabajo me ha permitido desarrollarme como profesional y quizás otra empresa no me habría dado la oportunidad por el hecho de tener parálisis cerebral”, reflexiona.

De hecho, Anna es una convencida de que aún faltan muchas cosas por hacer por la inclusión de las personas con discapacidad. “Si la discapacidad estuviera plenamente integrada, las barreras de accesibilidad no existirían”, asevera. Sin embargo, ella no se toma estas barreras como una dificultad y ha optado por sacar siempre la parte positiva. “Si no hubiera nacido con parálisis cerebral, no habría hecho natación ni habría estado en la Selección Española”, comenta. “El deporte me ha ayudado a aplicar y reforzar los valores que aprendí en casa”, asegura. “Considero que, en mi caso, la discapacidad es una virtud, porque sin ella no habría conseguido hacer algunas de las cosas que he hecho”, añade.

Anna es de esas personas que transmiten positividad y fortaleza. Quizá, en la próxima entrevista estemos ante una prestigiosa modelo o una presentadora de informativos de televisión. “Son pasos que creo que debo dar. Algunos se quedarán a medio gas; otros quizá tengan un recorrido infinito. Lo importante de todo esto es que lo hagas”, concluye.

  • Logotipo Fundación Once. Abre una ventana nueva..
  • Logotipo Ilunion. Abre una ventana nueva..
  • Logotipo once. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo asi somos. Abre una ventana nueva.