Logotipo Ilunion

Lunes, 27 de noviembre de 2017Nº 20

UNO DE LOS NUESTROS

 

Raúl González usa la educación y la paciencia como armas de trabajo

Raúl González, vigilante de ILUNION Seguridad

El vigilante de seguridad del Hospital del Sur (Tenerife) aplacó una situación de tensión en el centro

Raúl González, de 37 años, lleva dos años y medio trabajando como vigilante de ILUNION Seguridad en el Hospital del Sur (Tenerife), y en esta ocasión se ha convertido en uno de los mejores ejemplos para representar los valores de ILUNION, hasta el punto de que ha merecido un artículo periodístico en la prensa local de Canarias.

Hace unas pocas semanas tuvo que intervenir para mediar en una situación de tensión en su centro de trabajo: “Había unas 50 personas en la sala de espera del hospital, y una persona se confundió cuando la auxiliar llamó a consulta, por lo que el resto de pacientes entendió que se estaba colando”, comenta el vigilante. En ese momento, fueron varios los que intentaron entrar directamente a ver al médico. “Un paciente se abalanzó sobre una de las operarias y la gente comenzó a gritar y a armar escándalo”. Fue entonces cuando se dirigió a ese paciente y muy educadamente pero firme le pidió que “solucionase las cosas sin gritar”, que “con el bolígrafo es como mejor se solucionan las quejas”.

"Es importante mantener la calma y tener educación, porque así se llega más lejos"

El vigilante ayudó a la auxiliar para poner orden, al tiempo que llamaba a la colaboración. “Sólo pedí, con calma y serenidad, que me dejaran dirigir la información”, comentó.

“¿Alguien tiene un número anterior?, ¿quién es el siguiente?”, preguntó Raúl a los presentes en la sala.

Poco a poco, con paciencia y mesura, Raúl logró apaciguar los ánimos y que la situación volviese a su cauce. “Gracias por su atención, gracias por su paciencia y continuemos con el trabajo”, dijo este vigilante para dar por terminada su intervención.

Tal fue profesionalidad que Raúl González que recibió el agradecimiento y la felicitación por parte del personal del hospital. “Me dijeron: ‘¡Menos mal que estabas ahí!”, recuerda.

Para González fue un momento de mucho estrés, más aún cuando el hecho de ver a un vigilante de seguridad en las instalaciones supone ya un método disuasorio para este tipo de situaciones. “No solemos tener problemas con un grupo tan grande de gente; sí que mediamos en grupos más pequeños”, asegura Raúl. “Es importante mantener la calma y tener educación, porque así se llega más lejos”, explica.

Tras este episodio, Raúl González se ha convertido en un ejemplo para ILUNON y para el hospital donde trabaja. Su personal está muy satisfecho con su desempeño y el de sus compañeros. “Están muy contentos con nosotros”, asegura. “A la hora de trabajar también hay que tener en cuenta que representas a una empresa”, concluye. 

  • Logotipo Fundación Once. Abre una ventana nueva..
  • Logotipo Ilunion. Abre una ventana nueva..
  • Logotipo once. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo asi somos. Abre una ventana nueva.