Logotipo Ilunion

miércoles, 14 de diciembre de 2016Nº 13

Especial X Aniversario residencias ILUNION en Parla y Baena

 

Entrevista a Rafael Linares (ILUNION Sociosanitario)

Foto de Rafa Linares

Rafael Linares es el director del Área de Centros e Infraestructuras de ILUNION Sociosanitario. Es un hombre tranquilo, sosegado, al que le gusta el trabajo que se realiza en las residencias del Grupo, algo que se trasluce de sus palabras, llenas de cariño y de reconocimiento al buen hacer del personal de las residencias, de quienes conocen a sus mayores y les atienden día a día.

Habla con la calma de quien tiene la certeza de que la vida pasa solo una vez y que, por eso, hay que vivirla lo mejor posible, haciéndola fácil a los demás, siempre con una sonrisa.

Le entrevistamos con motivo del X aniversario de las residencias ILUNION en Parla y Baena, cuyos residentes se retaron a un duelo de Atríviate Interresidencias, un  juego de preguntas y respuestas, realizadas mediante una videoconferencia entre dos centros residenciales y que fue distinguido en 2015 por la Dirección General del Mayor de la Comunidad de Madrid, en el concurso ‘Ideas y propuestas para la dinamización de la vida cotidiana en residencias y centros de día de personas mayores dependientes’. 

.- ¿En qué se diferencian las residencias ILUNION del resto?

Nuestro día a día conlleva, de alguna forma, volver a los orígenes de los cuidados y centrarlos en la propia persona. Es muy importante, en la atención de las personas que atendemos, tener en cuenta la historia  y la trayectoria personal de cada uno. Cada mayor que viene aquí, viene con su mochila, y dentro de su mochila lleva su diario, sus gustos, sus logros, sus fracasos, la pérdida de seres muy queridos… Y, claro, lo que no podemos hacer es una atención totalmente uniformada e igual para todos.

Procuramos personalizarla, hacerla desde aquello que cada uno ha vivido y quiere; desde la blusa con flores que se ponen cuando se levantan hasta aquellas pequeñas rutinas que siempre han llevado. Hay mayores a los que le gusta participar en actividades ocupacionales y hay otros que solo quieren mirar y dicen: ‘¡Déjame, ya he trabajado mucho en mi vida!’.  

Como en las fiestas de los pueblos, unos bailan y otros miran. A pesar de ese cansancio por los años ya vividos, procuramos que estén activos, que puedan mantener y potenciar sus destrezas y capacidades. Es una tarea que no siempre es fácil.

También hemos aprendido a ser flexibles con algunas de las guías establecidas. Pasa muchas veces con el tema de la comida. Querer que una persona que ya tiene 90 años tenga una dieta estricta… la sal, el dulce, las calorías…   Así que, aunque haya quien crea que es inadecuado,  todos esos aspectos también se relativizan. Al final, este último tramo de la vida está hecho de pequeñas satisfacciones, de detalles, de recuerdos, de esperas, de ilusiones, como la que les hace la visita que les hace un hijo, que ese día les sorprende con una caja de galletas.

En los últimos tres años hemos desarrollado un sistema tecnológico de seguimiento y dispensación de la medicación, con el que la familia está más tranquila y tiene la total seguridad que la medicación que administramos es la que la que realmente ha prescrito el médico

.- Las residencias de ILUNION en Parla y Baena acaban de cumplir diez años ¿Cómo ha sido su evolución?

En el primero, que entonces era propiedad de Personalia y ahora, de ILUNION, no teníamos un modelo propio. Ahora mismo, después de 10 años, ya lo tenemos desarrollado e implantado. Tenemos un modelo propio en el que hemos trabajado mucho el tema de calidad e innovación, no solamente en los cuidados asistenciales, sino también en tecnología.

En este sentido, en los últimos tres años hemos desarrollado un sistema tecnológico de seguimiento y dispensación de la medicación, con el que la familia está más tranquila y tiene la total seguridad que la medicación que administramos es la que la que realmente ha prescrito el médico.

Por otra parte, en este aniversario hemos presentado también unas aulas tecnológicas, instaladas con la colaboración de Bankinter y en las que hacemos que nuestros usuarios se interrelacionen con otras personas de otras residencias y participen en diversos talleres y actividades. Al final, estas aulas lo que hacen es que personas que tienen deterioro cognitivo intenten estimular aquellas capacidades que todavía tienen y recuperar aquellas otras que han perdido, ya sean sensitivas, motoras, perceptuales… etc. 

.- ¿Cómo es el trabajo en las residencias ILUNION en el día a día?

Es bonito, ilusionante, pero también es duro. Tenemos más de 160 usuarios y cada uno, como te decía antes, es un mundo. Tenemos personas con deterioro cognitivo, con trastornos de conducta, con muchas limitaciones físicas, y eso hace que las personas que están trabajando aquí cada día tengan mucha carga y estrés.

Al final, son cuidados continuos los que estas personas requieren. Nuestros trabajadores también necesitan, a la vez que nuestros usuarios, ser cuidados, precisamente por el estrés y el desgaste, tanto emocional y como físico, que conlleva un trabajo de estas características. Cuando hablamos de “personas que cuidamos de personas” no solamente nos referimos a nuestros usuarios, sino también a nuestros trabajadores. Al final es un conjunto, una familia en la cual, como no haya un feedback de cuidado mutuo, ese deterioro pasa factura…

Rafa Linares junto a su madre, residente de uno de los centros de ILUNION .- ¿Cómo cuidáis a los trabajadores?

En la gestión de una empresa, debes cuidar que todos y cada uno de los trabajadores estén contentos en ella porque si no, antes o después, se irán. El clima laboral y la formación son importantes. Por eso, una de las cosas que hacemos es ofréceles cursos antiestrés, de comunicación, de trabajo en equipo… etc

Además, dado que en este sector los salarios no son muy altos, consideramos que debe de haber otro  tipo de estímulos positivos, como hemos hecho con la celebración del décimo aniversario. No sólo la hemos hecho para los usuarios sino también para los trabajadores, que tienen el mismo derecho a ser  también protagonistas.

.- Una celebración de 10 para un X Aniversario ¿no?

Pues sí. Toda una semana. Hemos tenido un montón de actividades. Ha sido toda una semana pero intentaremos sea todo un año. El día a día es un espejo  de la realidad  que se vive fuera del centro: El paso de las estaciones,  las festividades, las ocasiones especiales, los encuentros familiares,  etc. Sí que logramos que la gente esté ocupada, que cada día gire en torno a una serie de actividades y a una serie de momentos de los cuales ellos sean partícipes. Les ayudamos, les acompañamos, hacemos que sus últimos años los pasen cuidados con calidad y calidez, un aspecto que es importante para nosotros y algo que también nos demandan los propios usuarios y sus familias. 

  • Logotipo Fundación Once. Abre una ventana nueva..
  • Logotipo Ilunion. Abre una ventana nueva..
  • Logotipo once. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo asi somos. Abre una ventana nueva.